Bienes embargables e inembargables en Chile

bienes embargables

Para quienes hayan invertido o planean invertir en Chile, comprender el concepto de bienes embargables e inembargables puede ser un factor crítico que determine su éxito en el país. 

Los bienes embargables son aquellos que están sujetos a embargo en virtud de un proceso judicial, mientras que los bienes inembargables permanecen protegidos incluso durante dichos procesos. Saber en qué categoría entran tus posibles inversiones es esencial para cualquier inversor. 

En esta entrada del blog, profundizaremos en lo que constituye cada una de estas clases de activos y cómo se clasifican según la legislación chilena, para que puedas tomar una decisión informada sobre dónde colocar tus fondos. 

Así que si quieres maximizar el rendimiento de tus inversiones sin preocuparte de que les afecten embargos legales, ¡sigue leyendo!

¿Qué son los bienes embargables e inembargables?

bienes embargables

Bienes embargables

Los bienes embargables son propiedades o artículos tangibles que se pueden quitar legalmente a una persona para pagar una deuda o una sentencia. 

Estos activos incluyen desde vehículos, joyas y otras posesiones personales hasta bienes inmuebles, inversiones y cuentas bancarias. 

Estos tipos de bienes embargables permiten a los acreedores recuperar sus pérdidas en caso de que el deudor no pague una orden judicial.

Es importante que las personas sean conscientes de sus obligaciones a la hora de pagar las deudas, ya que si no lo hacen pueden perder bienes valiosos.

Bienes inembargables

Los bienes inembargables son los excluidos de la ejecución cuando un deudor incumple sus obligaciones financieras. Esto significa concretamente que no pueden ser embargados por los acreedores para pagar las deudas pendientes.

Es importante tener en cuenta que los bienes del deudor no se toman en su conjunto, sino que cada bien se evaluará individualmente para determinar si puede utilizarse como pago. 

Embargar algunos bienes y excluir otros es un mecanismo legal diseñado para proteger a las personas de que se les arrebaten todos sus recursos debido a dificultades económicas.

¿Cuáles bienes son embargables y cuáles no?

No todos los bienes son embargables en sentido jurídico. Los bienes como las prestaciones de la Seguridad Social, los salarios devengados por el trabajo, las pensiones, las prestaciones públicas y privadas por incapacidad, los pagos a los veteranos, la indemnización por desempleo y la manutención de los hijos no suelen ser embargables hasta que los recibe la persona o entidad que tiene derecho a ellos. 

Otros bienes exentos disponibles en determinadas circunstancias son los artículos necesarios para el propio trabajo u oficio (herramientas del oficio), el equipo necesario para la accesibilidad de minusválidos y otras necesidades similares, los fondos de pensiones depositados en un fideicomisario o depositario, las rentas vitalicias en poder de una compañía de seguros y los bienes reservados en determinados fideicomisos.

Las personas deben ser conscientes de qué bienes pueden ser potencialmente embargables en un contexto legal, así como de cuáles no.

¿Qué hacer para evitar un embargo de bienes?

El embargo de bienes puede suponer una enorme carga económica para las personas y es importante tomar medidas para evitar esta situación. 

Una forma de hacerlo es comprender claramente cómo funciona un embargo de bienes y las circunstancias que pueden conducir a él. Además, puedes: 

Pagar tus deudas

Pagar las deudas es una de las mejores estrategias para evitar el embargo de bienes. Los pagos regulares y puntuales reducen las cargas financieras debidas a los intereses y las comisiones por demora, y es fundamental priorizar el pago de la deuda sobre otros gastos.

Repactar: 

Una forma de evitar que te embarguen los bienes es repactarlos. Repactar implica reestructurar el acuerdo entre tú y un prestamista, permitiéndote reestructurar los pagos de la deuda para que se ajusten a tus posibilidades económicas actuales. 

Esto ayudará a evitar que el prestamista inicie el proceso legal de embargo de bienes, así como a reducir las posibilidades de embargo u otras medidas duras. 

Para asegurarte de que has tomado las precauciones adecuadas al repactar, asegúrate de pedir consejo a un asesor financiero o abogado acreditado. 

Presentar excepciones:

Las excepciones son alegaciones legales presentadas por un abogado, en las que se afirma que la demanda presentada contra el deudor no es válida o no cumple determinados requisitos. 

Presentando estos argumentos, se puede ralentizar un juicio y, potencialmente, dejarlo en suspenso, impidiendo que siga adelante. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las excepciones sólo deben presentarse si hay motivos legítimos para ello, ya que de lo contrario los tribunales pueden denegarlas.

Transferir bienes a un tercero:

Se trata de un proceso legal en el que se alega que los bienes que se pretende embargar no son propiedad del demandado, sino de un tercero no relacionado. 

Por tanto, si se determina que los bienes en cuestión no son propiedad del demandado, esto puede impedir o al menos retrasar mucho un embargo, al proteger esos bienes de las garras de los acreedores.

Antes de concluir, recuerda que si entendemos qué hace que un activo sea embargable o inembargable, podrás situarte en una posición mucho mejor para protegerlos y hacer crecer tu empresa.

Nuestro Estudio Jurídico está listo y a la espera de asociarse contigo para crear un plan de seguridad estelar que mantenga tu negocio o tus bienes a salvo de cualquier daño. ¿Has probado alguna de estas técnicas para proteger tus activos?

Arturo Valenzuela Sáez
Artículo escrito por:
Arturo Valenzuela Sáez

Abogado, Gerente Legal y uno de los socios fundadores de Equipo Defensa.

Trabajó, por alrededor de 20 años, en distintos Servicios de la Administración Pública, camino que lo hizo interesarse en los diversos procesos informáticos por los que tuvo que ir migrando, llegando a ser Consultor Funcional Experto para SOAINT, esto lo ha llevado a especializarse en el campo de las Legal Tech.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias recientes

Háganos una su consulta y un ejecutivo le responderá a la brevedad.

Procesos Automatizados

Estrategias innovadoras

Grupo 233

Nuestra empresa transforma la industria legal y comercial con el objetivo de automatizar procesos monótonos. Hemos realizado un minucioso levantamiento de nuestros procesos a fin de simplificar la vida de las personas, a través de un software para abogados sumamente inteligente que considera desde la captación comercial del potencial cliente, hasta el fin de la causa legal, con una serie de mecánicas y automatizaciones, haciendo uso de un robot que trabaja 24 horas al día conectado al Poder Judicial.