Los distintos tipos de deudas y cómo hacerles frente

tipos de deuda

Las deudas son algo que muchos de nosotros hemos experimentado de una forma u otra, pero si te sientes abrumado e inseguro sobre cómo gestionarlas, debes saber que hay ayuda. Hay distintos tipos de deudas, cada una de las cuales requiere un planteamiento único de presupuestación y gestión.

En esta entrada del blog, pretendemos ofrecer una visión general de los distintos tipos de deuda y de cómo las personas pueden encontrar soluciones sólidas para hacer frente a sus obligaciones pendientes.

deudas tipos

Deudas Bancarias

Cada situación de despido es única, ya que cada empresario y cada trabajador tenían condiciones específicas diferentes que rigen su acuerdo, pero normalmente los despidos pueden ser de uno de estos tres tipos: despido justificado, autodespido o despido injustificado. 

El despido justificado suele producirse cuando un empleado se comporta de forma contraria a las condiciones del contrato de trabajo, mientras que el despido injustificado se produce cuando el empleador rescinde el acuerdo sin citar ningún comportamiento o circunstancia concretos. 

En este caso, ninguna de las partes está obligada a justificar la decisión de rescindir el contrato.

Por último, el despido voluntario o autodespido, se produce cuando un trabajador solicita que se le deje marchar de su puesto de trabajo.

Las deudas bancarias pueden ser uno de los tipos de deuda más difíciles de afrontar. Esto se debe a que los bancos suelen tener más poder e influencia que otros acreedores cuando intentan cobrar una deuda. 

Es importante recordar que nunca estás solo cuando te enfrentas a una deuda, y que hay recursos disponibles para ayudarte. Hay varios asesores disponibles que pueden proporcionarte apoyo y asesoramiento para reducir tus deudas bancarias y mejorar tu situación financiera.

Hablando con un asesor calificado, puedes aprender a hacer un presupuesto adecuado y asegurarte de pagar regularmente el saldo pendiente para mantener una buena salud financiera. 

Con el plan adecuado, las deudas bancarias pueden gestionarse de forma responsable y, con el tiempo, acabar erradicando.

Deudas de casas comerciales

Las deudas comerciales se refieren a obligaciones monetarias contraídas entre dos partes en relación con una transacción comercial. 

Este tipo de deuda es habitual entre empresas y organizaciones, y no sólo se utiliza para adquirir bienes o servicios, sino que también puede emplearse para cubrir costes asociados a la contratación de personal, formación, mantenimiento u otras actividades relacionadas. 

Es importante tener en cuenta que las deudas comerciales deben gestionarse adecuadamente para evitar posibles sanciones y graves dificultades financieras, ya que las deudas comerciales impagadas pueden tener graves repercusiones legales. 

Existen varias estrategias para hacer frente a las deudas comerciales; una de ellas es negociar con el titular de la deuda para llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso. 

Aunque esta negociación puede ser difícil, sigue siendo una forma eficaz de que ambas partes colaboren en la gestión de los niveles de deuda.

Deuda Castigada

La deuda castigada o condenada es un tipo de obligación que puede crear dificultades financieras a particulares o empresas. 

Esta forma de deuda suele producirse cuando las obligaciones están en mora y no se realizan pagos. 

Aunque esto puede suponer una «pérdida» para el prestamista, el proceso de cobro no se detiene necesariamente. 

Muchas organizaciones subcontratan los servicios de cobro a terceras entidades especializadas, como agencias de cobro o profesionales jurídicos que poseen amplios conocimientos de las leyes y normativas aplicables. 

En cualquier caso, la condonación de deudas puede ser un salvavidas en circunstancias financieras difíciles y debe tratarse con cautela y discreción.

¿Qué es una demanda por deudas?

Una demanda por deuda es una acción civil realizada por un acreedor en contra del deudor, normalmente para obtener el pago de un servicio o compra que aún no se ha abonado en su totalidad. 

Esta herramienta jurídica se hace por escrito y suele ir acompañado de un documento o registro ante un tribunal como prueba de la deuda, en el que se especifica la cantidad que debe pagarse y también se establecen cualesquiera otros términos y condiciones asociados a la reclamación. 

En algunos casos, las reclamaciones de deuda pueden enviarse a agencias de cobros para que las amenazas de sanciones de estas agencias aumenten la presión sobre las personas que, de otro modo, no responden a los intentos de iniciar el reembolso.

En cualquier caso, las reclamaciones de deuda permiten a los acreedores acceder a recursos por pagos atrasados y perseguir a los responsables de los saldos vencidos.

Cómo evitar una demanda por los diferentes tipos de deudas

Una de las mejores formas de evitar una demanda por deudas es ir por delante de tus deudas. Es esencial mantenerse organizado, llevar un seguimiento regular de las facturas y pagos pendientes, asegurarse de que los pagos mensuales se realizan a tiempo y negociar con los acreedores las condiciones de pago.

No efectuar los pagos necesarios podría dar lugar a la intervención de una agencia de cobros o, potencialmente, a un proceso judicial. 

Si tienes dificultades para efectuar los pagos debido a dificultades económicas, merece la pena explorar opciones como la refinanciación de préstamos o la consolidación de deudas que puedan facilitar el reembolso. 

Ten en cuenta que estos pasos pueden ayudar a evitar demandas, pero no pueden protegerte de las reclamaciones legítimas de cobro por parte de los acreedores.

Antes de terminar recuerda los distintos tipos de deudas pueden resultar desalentadores, pero si te armas con la información adecuada y obtienes ayuda de un equipo profesional, podrás superar cualquier obstáculo. 

Si tienes problemas con las deudas, es importante que pidas ayuda. Los abogados del Equipo Defensa están aquí para ayudarte a encarrilar tus finanzas. 

Conocemos los distintos tipos de deudas y cómo afrontarlas, así que ponte en contacto con nosotros hoy mismo para una consulta gratuita. Juntos podemos crear un plan que te recupere y te permita vivir sin deudasabogados

Arturo Valenzuela Sáez
Artículo escrito por:
Arturo Valenzuela Sáez

Abogado, Gerente Legal y uno de los socios fundadores de Equipo Defensa.

Trabajó, por alrededor de 20 años, en distintos Servicios de la Administración Pública, camino que lo hizo interesarse en los diversos procesos informáticos por los que tuvo que ir migrando, llegando a ser Consultor Funcional Experto para SOAINT, esto lo ha llevado a especializarse en el campo de las Legal Tech.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias recientes

Háganos una su consulta y un ejecutivo le responderá a la brevedad.

Procesos Automatizados

Estrategias innovadoras

Grupo 233

Nuestra empresa transforma la industria legal y comercial con el objetivo de automatizar procesos monótonos. Hemos realizado un minucioso levantamiento de nuestros procesos a fin de simplificar la vida de las personas, a través de un software para abogados sumamente inteligente que considera desde la captación comercial del potencial cliente, hasta el fin de la causa legal, con una serie de mecánicas y automatizaciones, haciendo uso de un robot que trabaja 24 horas al día conectado al Poder Judicial.