¿Cómo se puede repactar una deuda en Chile?

repactar una deuda

El pago de la deuda puede ser un proceso complejo, sobre todo en países donde las leyes y costumbres relativas a la deuda no son familiares. En esta entrada del blog, explicaremos las opciones disponibles para alguien que necesita repactar una deuda en Chile.

También daremos algunos consejos para que el proceso sea lo más sencillo posible. Sigue leyendo para obtener más información.

¿En qué consiste repactar una deuda?

Repactar una deuda es el proceso de renegociar las condiciones de un préstamo con un prestamista, también se le dice reprogramación de deuda y puede consistir en ampliar el plazo de amortización del préstamo, reducir el tipo de interés o cambiar el calendario de pagos.

La reprogramación de la deuda puede suponer un alivio para los deudores que tienen dificultades para hacer frente a sus pagos, pero también puede tener consecuencias negativas.

Si los deudores no pueden hacer frente a los nuevos pagos, pueden acabar en situación de impago y dañar su puntuación crediticia. Por ello, la reprogramación de la deuda sólo debe considerarse como último recurso.

Los obligados al pago deben intentar primero negociar directamente con sus prestamistas y sólo considerar repactar una deuda si no consiguen llegar a un acuerdo.

Cómo negociar un plan de pagos con tu acreedor

Muchas personas se encuentran en una situación económica difícil en algún momento de su vida. Si te ves incapaz de hacer frente a los pagos mensuales de tus deudas, tal vez puedas repactar una deuda con tu acreedor.

Uno de los pasos que puedes dar es solicitar la defensa del deudor. Esto te permitirá hablar de tu situación financiera y explicar por qué no puedes hacer frente a los pagos.

También debes estar preparado para ofrecer una propuesta de plan de pagos. Esto puede implicar hacer pagos más pequeños durante un periodo de tiempo más largo.

Si consigues llegar a un acuerdo con tu acreedor, asegúrate de que las condiciones queden por escrito. Esto te protegerá de cualquier malentendido o cambio que pueda producirse en el futuro.

¿Cuáles son las consecuencias de no pagar tu deuda?

No pagar una deuda tiene graves consecuencias. Los acreedores pueden emprender acciones legales contra ti, lo que puede dar lugar a embargos salariales, confiscación de bienes o incluso penas de cárcel.

Además, tu puntuación crediticia se resentirá, lo que dificultará la obtención de nuevos créditos en el futuro. Por otra parte, es probable que incurras en gastos e intereses adicionales si no pagas tu deuda. Estos cargos pueden acumularse rápidamente, haciendo aún más difícil volver a la normalidad.

Por último, no repactar una deuda puede dañar tus relaciones con familiares y amigos. Si pides dinero prestado a alguien y no lo devuelve, puede que no quiera prestarte dinero en el futuro. En casos extremos, pueden incluso decidir romper los lazos contigo.

Como puedes ver, no devolver una deuda puede tener consecuencias de gran alcance que van mucho más allá de tu vida financiera.

¿Repactar una deuda es un proceso legal en Chile?

Cuando una empresa o un particular es incapaz de pagar sus deudas, puede someterse a procedimientos de reorganización o liquidación para pagar a sus acreedores.

En Chile, el proceso de repactación de una deuda se rige por la Ley Nº 20.720 sobre Reorganización y Liquidación de Activos de Empresas y Personas Físicas.

Esta ley establece los procedimientos que deben seguirse para renegociar las deudas, así como los derechos y obligaciones de deudores y acreedores.

Además, la ley prevé el nombramiento de un administrador que supervise el proceso de reorganización y garantice que se lleva a cabo de forma justa.

Aunque el proceso de repactar una deuda puede ser complejo, puede proporcionar alivio a los deudores que tienen dificultades para cumplir con sus obligaciones.

Siguiendo los procedimientos establecidos en la legislación chilena, las empresas y los particulares pueden renegociar sus deudas y volver a la senda financiera.

¿Quienes tienen derecho a repactar una deuda?

Según el gobierno chileno, las personas físicas que reúnan los requisitos como deudores pueden acceder al procedimiento de repactar una deuda.

Para poder acceder, los deudores no deben haber emitido boletas de honorarios en los últimos 24 meses y tampoco deben estar calificados como contribuyentes de primera categoría por el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Además, el deudor debe cumplir con otros requisitos para ser elegible para repactar una deuda. Estos requisitos incluyen tener dos o más obligaciones vencidas (deudas) que sumen más de 80 Unidades de Fomento (UF).

Por otro lado, las obligaciones vencidas deben tener una antigüedad superior a 90 días corridos y estar al día en sus pagos. Por último, las obligaciones del deudor deben provenir de fuentes distintas. Si el deudor cumple con todos estos requisitos, puede optar a repactar una deuda.

NECESITO AYUDA PARA REPACTAR MI DEUDA

Ten presente que si tienes dificultades para hacer frente a los pagos mensuales de una deuda en Chile, es importante tomar medidas y reprogramar la deuda.

El primer paso es ponerte en contacto con el prestamista y explicarle tu situación. Hay varias opciones disponibles para repactar una deuda, así que asegúrate de discutir todas tus opciones con el prestamista.

Un equipo de defensa puede ayudarte a negociar mejores condiciones y asegurarse de que consigues el mejor acuerdo posible para ti. No esperes a que sea demasiado tarde: ¡contacta con nosotros hoy mismo para una consulta gratuita!

Arturo Valenzuela Sáez
Artículo escrito por:
Arturo Valenzuela Sáez

Abogado, Gerente Legal y uno de los socios fundadores de Equipo Defensa.

Trabajó, por alrededor de 20 años, en distintos Servicios de la Administración Pública, camino que lo hizo interesarse en los diversos procesos informáticos por los que tuvo que ir migrando, llegando a ser Consultor Funcional Experto para SOAINT, esto lo ha llevado a especializarse en el campo de las Legal Tech.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias recientes

Háganos una su consulta y un ejecutivo le responderá a la brevedad.

Procesos Automatizados

Estrategias innovadoras

Grupo 233

Nuestra empresa transforma la industria legal y comercial con el objetivo de automatizar procesos monótonos. Hemos realizado un minucioso levantamiento de nuestros procesos a fin de simplificar la vida de las personas, a través de un software para abogados sumamente inteligente que considera desde la captación comercial del potencial cliente, hasta el fin de la causa legal, con una serie de mecánicas y automatizaciones, haciendo uso de un robot que trabaja 24 horas al día conectado al Poder Judicial.